Google+ Followers

miércoles, 24 de abril de 2013

Las "Malas palabras"

Hay palabras y palabras: las que pensamos, las que decimos, y con las que interpretamos nuestra realidad. Estas palabras cargan dentro de su significado una serie de mandatos y emociones que nos desvían de cualquier objetivo que nos tracemos. Por ello diría que son "Malas palabras". Algunas, que escucho con cierta frecuencia (y que a veces digo) son:

-Siempre: esta palabra encierra en su semántica una serie de acontecimientos que se repiten sin variación y a cada momento. Quien esté bajo este mandato está "condenado" a ser igual por el resto de sus días, sin variación: "Siempre eres malo conmigo". Pero la realidad manda que no es cierto. Para que esto sea real se necesita estar en compañía permanente de un agresor, las 24 horas del día, incluso cuando se duerme. Lo cual es imposible. La realidad es que algunas veces dices cosas que me invitan a sentir tristeza o cólera.

-Todo: palabra que abarca un infinito, sin variación: "Todos los hombres son iguales". Esto implica conocer a los 3500 millones de varones en el planeta y que piensen igual, actúen igual. Pero eso no es real. Sólo conoces a 10 varones de tu promoción, y 20 de tu infancia, y 10 de tu familia. Lo cual nos deja con un numero limitado bajo el cual se generaliza. Lo cierto es que los hombres que conoces, algunos actúan "así".

Interrumpo la transmisión para ir a dejar a mi hija al nido.

lunes, 22 de abril de 2013

"Amanecer" (en la cola para una vacante en un colegio): la guerra por los colegios III

-Gordo, soy yo-. Susurrante pues la voz de mi pata se escuchaba ya apropiada por el sueño.
-Uhm. ¡Habla!
-Estamos en el Belén, son las 11 de la noche y ya hay 14 personas en la cola.
-¡Ya cholo! Ya vamos.

Nosotros, Zule y yo, nos fuimos “a ver” si había cola. En realidad nos avisaron que un grupo de mamás se había organizado para ir a tomar asiento desde las 4 de la mañana. Clásica del padre principiante, con gesto de desapego y sarcasmo: “¡Naaaaaa! ¿Tu crees que alguien en su sano juicio se pararía en mitad de Miraflores, con neblina, para hacer cola para una vacante? Naaaaaaaaaaa. Esos van a llegar a las 4 de la mañana y esto es. Se van a colar. Te apuesto”. Pero más pudieron las dudas. “¿Y si van?” Chapa tu carro, lleva tu banca, la colcha, una botella grande vacía, ya sabes ¡para qué! (si te preguntas para que te aconsejo una mayor vida social y/o sexual), y arranca. Las calles desiertas de Miraflores. Una cuculí despistada que ulula en medio del parque. “No hay nadie”. Giras y de pronto te encuentras a catorce papás acurrucados en sus casacas de polietileno, unas mamás (regias darling) sentadas en sus sillitas de playa. ¡Regio!
-Baja del carro al toque y metete en la fila y yo cuadro el carro. ¡Alerta roja! Repito, ¡Alerta roja! Mi esposa, cual Shetara (o Chitara) saltó del auto, dio cuatro vueltas en el aire, extendió los brazos y cayó cual Neo (de matrix) suavecito. Yo, cuadré el carro lo más cerca a la puerta, por estrategia. Así bloquearía cualquier intento de apropiación del espacio ganado.

Al bajar, los padres hablaban de sus experiencias en otros colegios, en otras escuelas, y como hicieron colas menos agresivas que estas.
-Estamos como en la época de Alan. Hay que hacer cola para que ingresen. No es por mérito.

Neófitos nosotros, escuchamos las vivencias de estos “veteranos de los coles”. El padre master, el “Chuck Norris de las vacantes”. Uno a uno, nos fuimos anotando en una lista para propiciar el orden pues a nadie le gusta que venga un manganzón psicópata y se lleve el espacio ganado. A la media hora llega mi compadre el “Gordo” y su señora esposa. La conversa fue amena, pero el sueño vence. Y es un tanto bochornoso ver como un padre de familia se cae de bruces sobre un auto y la alarma se enciende para despertar a todos. Un señor (que envidia) roncaba a sus anchas mientras una cucaracha se le subía a la pierna. La gente estaba tan adormilada que la vimos, se intentó pisarla pero se subió a la cara del hombre y todos al unísono.
-Pobrecita. Tendrá frio. Déjala. Ya bajará.
Las horas pasaban y el frio aumentaba. Nuestras señoras descansaban en los autos mientras nosotros hacíamos la cola. Pero amaneció. Muchos vimos a la cucaracha calientita en el pelo del pata. Luego se bajó.

La mayoría se escandaliza cuando se les menciona que hicimos cola desde las 11pm. Pero así está la cosa en Perú. Ya que se eliminó el examen de ingreso a los colegios por ser "discriminatorio", entonces se abre un número limitado de vacantes. Quienes llegan primero las cogen. Sino, caballero nomas. Hay que tener varias opciones. Cada uno lleva sus papeles a los colegios que ve conveniente. Pero vernos, a un grupo de nuestra promoción de universidad, un grupo de Muppets "luchando" por la educación de nuestros hijos fue enaltecedor para la paternidad. El “Gordo” y yo nos fuimos a trabajar a las 5 y 6 am respectivamente y nuestras señoras se quedaron en la cola. Me cuenta mi esposa que una abuelita se quería colar en los primeros lugares. Y cuenta que se esfumó cuando se le venía el cargamontón de padres enojados.

-Para tal caso hubiese traido a mi abuelita.

Si estuviera en San Fernando se le haría una barra “Fuera mi..da”(palmas. bis)

Así están las cosas para nuestros babyboomers
!Belén, campanas de Belén, que los ángeles tocan...¡ También están los colegios tipo "colonia", que están con vacantes limitadas. Poco más y piden ADN para verificar si perteneces al linaje de Carolingios y formas parte del Priorato de Sion. Están los “carolinos”, que escapan a nuestras posibilidades. Te revisan el estado en Infocorp. Es decir, no importa si tu hijo no rinde. Importa si puedes pagar y cual tarjeta usas. Y los “interprovinciales”: Bellos, hermosos, con ponys en sus jardines pero si mi hija ingresa necesita madrugar a las 5 am para alistarse y que la movilidad llegue con el pan, que le sirvan desayuno en la movilidad (lógico), para que llegue temprano pues está más lejos que la democracia en Venezuela. Ah, están las “cárceles” donde el niño tiene que aprender matemática y física desde inicial, con tarea en vacaciones. ¿Vacaciones? El ser humano sólo descansa cuando se muere. ¡Asu mare! Asi no juego.


Bien señoras y señoras, les doy el cachito de la semana.
Hay vacantes en el colegio del Doctor Aldus, es un colegio experimental, con metodología espiral o helicoidal. Y hay vacantes en el colegio de nuestros barrios. Elemental mi querido Watson. Como dice mi amigo Joelius, “el acceso a una buena promoción le asegura una serie de contactos cuando sea adulto ¡man!”. Y tiene razón.
Chau Selenitas.

lunes, 15 de abril de 2013

La guerra por los colegios

                                                   "....lo mejor que le das a tus hijos es la educación. ¡Hip!"
                                                                                         
                                                                    Mi compadre con seis botellas
                                                                                         


Y empezó la "guerra por el colegio". 580 padres en cola para 25 vacantes, por puesta de mano. ¡Vale todo! ¡Cómo! ¿ya no hay examen de ingreso? No señor-. Dijo la directora con la ceja derecha alzada en forma de águila-. Es para evitar la discriminación. Por dentro, muy en mis sesos pensé "cunch...Todo es por puesta de mano. Y ahora sí vale todo: combo, patada, puñete, tarjetazo, etc. 
Algunos amigos ya se habían preparado desde el sábado anterior, como un contingente de exploradores en "The walking dead" o como campamento de verano. "Ya cholo, tú llegas primero y guardas cola". Fue el encargo al más noble. Yo llevo el café (mi especialidad). Tengo dos hijas, y necesitan estudiar. Por eso ahora las fichas de inscripción se reparten en varios, colegios, muchos colegios. Ahora tenemos que repartir como volantes de academia en el jirón de la Unión. Con esta nueva ley, se favorece ciertos ingresos pero también es "a puesta de mano". "Yo llegué primero", y ni que decir del "tarjetaso". Y eso es que sólo, sólo, estamos enviando a colegios cercanos a la casa. En cada colegio se paga 100 soles sólo para que reciban los papeles. Es decir, se va un presupuesto sólo en recepción. Si no ahorras no la haces. Y encima son dos nenas. ¡Mi mare! Pero bueno, que se hace. Caballero nomas. A fajarse y a imitar a Hurtado Miller: ¡Que dios nos ayude!

"Achi es la vida, diría mi abuela. En mi tiempo se postulaba, pero no había tanto chibolo, tanto niño, tanto hijo. ¿Será que Lima está invadida por niños que salen de cualquier sitio, parque o hueco? ¿Es que cae agua al pasto y sale un niño? ¿Será por tanto espermatozoide regado a mitad de la noche? ¡Son los hijos de Manuela! Creo que estamos ante una nueva era de Babyboomers, los clase medieros, el nuevo sector que no es ni A ni B, pero que quiere una buena instrucción para sus hijos, pues la educación se da en casa. Un amigo refiere que "en realidad son varios de los colegios de "prestigio" que ya no lo son y solo viven de glorias pasadas y lanzan sus matriculas 2014 buscando captar y asegurar alumnado. Busca tranquilo que viendo, viendo se encuentra uno con verdaderas joyas en enseñanza y sobretodo en convivencia".

Parecía una misma película de invasión. El viento ni sopla y sólo suenan unas botellas tintineantes en el patio. Una llamada a medianoche y una voz preocupada: "amigo, mañana nos encontramos a las 4 de la mañana para guardar cola. Llega temprano para que alcances". Era como si estuviese viendo una película en la tele, a mitad de la noche, con canchita, y de pronto suena la sirena de alerta, "evacuación, evacuación, todos a sus refugios". El año pasado nos pasó con el Juan..... Este año fue con otros colegios. Salí con mochila en mano, todo al carro. ¡Sales con rumbo desconocido! (mentira) y llegas a oscuras. Cientos de padres esperando que abran los colegios. Todos con legañas en los ojos. Algunos avezados con pijama, otros más lacras aun, medio calatos.  Están los ejemplares que vienen con corbata a las 4 de la mañana, los que hablan con alguien en su cuartel general y dan el reporte de la cola cual transito. Están las viejas de miercoles que hablan de su viaje a Venecia con su nena de 1 año, "para que lo recuerde toda la vida", y dicen que Sor "Tal" me aseguró que Marianita si entraba ¿ves? ¿manyas?". Y uno, como huenón escuchando cómo el que menos quiere bajarse a otros en la cola. Me dieron ganas de soltar un buen puñado de pulgas de perro callejero en los primeros lugares para que se vaya un poco de "humo". Y ni que decir del padre cibernético que tuiteaba cada tramo de la cola. "Oye buenón, ¿que michi estás haciendo?" le dije. El tipo voltea y me dice "¡Promoooo a los años!" "Claro pé, pellejo e´ chancho". El resto de gente nos mira con cara de "Agggg darling, ¿esta gente quiere entrar a nuestro colegio?". "Sí mier… ¿algún problema?"- quisiera decir, dan ganas, dan ganas pero caballero.

Ahora, ya dejé los papeles en uno de los colegios. De allí los preferitti darán su voto y entonces se inicia la carrera escolar. Mier...En mi tiempo nacías y ya estaba tu vacante en algún colegio que se pueda pagar. Un padre de clase media invierte en promedio, por hijo, 150 mil soles en educación primaria y secundaria. Eso sin contar las actividades extras como natación, ballet, o si se te ocurre ponerlo al inglés. “El mejor legado que le damos a nuestros hijos es la educación” dijo mi compadre. Tiene razón, pero como quisiera que no sea cierto. Lo mejor que le damos es la educación y eso viene de casa.

domingo, 14 de abril de 2013

La materia oscura es el 91% del universo


Una reciente noticia confirma teorías sobre la materia oscura. El 9 de abril, el detector AMS, colocado en la Estación Espacial Internacional, arrojó los resultados de 1 año y medio en mediciones de partículas que conforman el espacio que conocemos. El análisis se basó en 25 mil millones de lecturas o acontecimientos detectados.
Lo sorprendente es que sólo el 5 a 9 % está conformado por átomos. Es decir el 95 a 91 % de el resto está conformado por “materia oscura”. De esto, el 24 % es materia oscura, es decir partículas que están fuera de nuestro alcance visual, y el 76% se conforma de energía oscura.

En su libro “la teoría del todo”, el físico Stephen Hawkin nos da luces sobre esta materia oscura, en especial sobre los alcances de la teoría de las cuerdas. Las reacciones entre positrones (antimateria) y electrones (materia) son las encargadas de la liberación de energía muy poderosa. Ahora sabemos, gracias a las mediciones, que el universo tiene un ligero exceso de positrones. Estas partículas de materia oscura nos atraviesan, llevados por los rayos cósmicos. Parece que la teoría de H
awkins va tomando forma y más aun con el hallazgo del bosón de Higgs.  Es decir, la realidad, que vemos es solo el 9% del universo, y el resto de situaciones ocurren "al azar". Pero este azar toma un nombre. Para algunos es dios, o los dioses. Para otros es ciencia.

Salam Aleikum


Muchos tienen la idea de que un psiquiatra es una persona rígida, con un agudo sentido del olfato para detectar los más oscuros secretos que puedas esconder. Esto, según algunos amigos, también sucede con los psicólogos. Me ha pasado que, cuando llego a una reunión, para socializar y divertirme, se descarrilan las jocosas conversaciones. Todos sueltan la chispa, sale la jacaranda, los vasos chocan entre si, hasta que alguien pregunta: Y tú ¿A que te dedicas?. Primero suelto una risa como para aminorar la respuesta, para que sea solo un susurro en medio de la conversación. “Soy psiquiatra” respondo. De pronto todo se congela. Es como si todo se congelara en un segundo. Desde el último confín del cuarto se hace un silencio pegajoso y horrible. Algunos cruzan los brazos, otros las piernas, los carraspeos para aclarar la garganta se forman y el que preguntó suelta una frase que -imagino- es para romper el hielo. “¿No nos estarás analizando?” dicen con una sonrisa a media boca. Algunos ríen.

La verdad es que antes, cuando recién empecé con este trabajo, pues sí. Me la pasaba analizando a la gente. Que su forma de mirar, que si cruza los brazos, que si mira de lado, que si se viste de negro, y así muchas cosas más. Al principio hasta parecía adivinador o chamán. Adivinaba hasta la infancia y predecía el futuro. Mi postura era erguida, petulante, agresivo, sonriente. Y esto me llevó a una falacia. Muchos pacientes decían que cuando llegaban al consultorio se llenaban de energía porque siempre sonreía. Había solución, y la huelga no continuaba. Pero no se puede mantener todo estado de niño libre per secula seculorum.

Hace cuatro meses que estoy tratándome por una dolencia metabólica. Esto me obliga a tomar medicinas para postergar una dolorosa diálisis. Pues por estos meses no ando con el mejor humor precisamente. Me doy tiempo para enojarme. Bueno, es más, me doy permiso para enojarme. No es posible hacerse el fuerte la mayor parte del tiempo. A veces lloro, una vez a la semana, en promedio. Me doy tiempo para alegrarme y me he pegado más a mi familia. Es un proceso de duelo, por así decirlo, como lo expliqué en otros post de mi blog. Como esto es una bitácora personal, pues me doy el permiso de contárselos.

Hay algo que ha enseñado la vida. Los milagros existen, y ocurren a diario. No hay necesidad de intermediarios, solo se requiere de creer. De creer en ti. Y creer en ti, no significa que “debas estar feliz” sino de sentirte en paz con lo que haces. Pues por eso, ahora ya no escojo a mis amigos. Mucho menos los analizo, pues sino me quedaría sin amigos. Cada uno es un vasto universo. Una persona es única en la medida que se aprecia en su magnitud. Por eso, en este post, quiero invitarlos a darse permiso, a hablar claro, a evitar los rodeos. La vida es un paso. La vida eterna y el paraíso son un invento que te permite equivocarte las veces que sea en esta vida. Pero después  nadie te garantiza que exista algo. Vive sin culpas. Y lo más importante, para mí: nunca, pero nunca, te arrepientas de lo que has hecho. La lástima guárdala para otro momento, menos para ti
. No eres un pobrecito. Eres una persona. Date permiso.