Google+ Followers

sábado, 9 de junio de 2012

La ansiedad de Julio Verne

por Carlos Vera Scamarone

Julio Verne ( 1828-1905) fue el hijo mayor de un acomodado matrimonio francés. Fue a la vez un escritor tardío. Estudió derecho sin embargo no ejerció dicha profesión por dedicarse a las letras. Esto enfureció a su padre, Pierre Verne, quien decidió no financiar más sus estudios. Desde esa época Julio pasó carencias francas (tanto por lo francés como por la penuria con que las relata). Sin embargo Julio resulta meticuloso y obsesivo. Cuando su padre les regala a él y su hermano un bote, Julio resuelve no viajar en este pues no ha planificado bien el viaje. La relación más cercana es con su madre. En las cartas que le dirige puede notarse el ánimo que pasa. Por eso sabemos que padecía de parálisis facial y de un posible síndrome de cólon irritable. Julio relacionaba dichos padecimientos con la “extrema tensión”.

"Trabajo de la mañana a la noche sin parar, y así todos los días (...) El estómago sigue bien, pero los tirones de la cara me molestan mucho; además, como tengo que tomar siempre algo, ya no duermo absolutamente nada. (...) Todas estas molestias proceden de los nervios que tengo siempre en extrema tensión."

otra

"Ahora bien, en mi caso el recto, presa de una impaciencia muy natural, tiene tendencia a salirse y, por consiguiente, a no retener tan herméticamente como sería deseable su gratísimo contenido. (...) graves inconvenientes para un joven cuya intención es alternar en sociedad y no en suciedad. Porque por decirlo de una vez…"

A los 29 años se casa con Honorine Deviane, hecho que concitó cierto recelo en su grupo de escritores conocidos como Los Once sin mujer. A los 35 años, fatigado por el matrimonio, entabla un viaje a escocia y noruega junto a un amigo. Al volver, su esposa le recibe con su recién nacido Michel Verne. Lo meticuloso de su obra se traduce en coincidencias científicas y adelantos para su época. Con el dinero de sus obras, establecido luego en Estados Unidos, compra un yate (impresiona el parecido con el episodio de su infancia).

Michel Verne se llevó mal con Julio, quién decidió recluirlo en un manicomio por un tiempo. Esto los distanció mucho más. La diabetes, un matrimonio que nunca funcionó, el conflicto con la postura política familiar, llevaron a Julio a sufrir varias penurias. Son muchas las cartas en las que habla sobre sus parálisis faciales. Es posible que a la vez la tensión, la idealización de las primeras relaciones puedan haber hallado un escape en la fantasía, en lo enigmático, en lo visionario. Sin esa ansiedad, sin la tensión, tal vez el mundo hubiese sido sombrío, sin las hermosas obras de Julio Verne.


 fuente de cartas y datos biográficosen "Grandes Biografías" y "Wikipedia"

No hay comentarios:

Publicar un comentario