Google+ Followers

lunes, 10 de enero de 2011

En mi sala habita una Cebra

En mi sala habita una cebra,
una cebra voladora
una cuadrupeda,
de esas que ves y te enamoras
una cebra extraña...
por eso es una cebra

Le gusta caminar por el techo
con paciencia y parsimonia,
come las moscas y las arañas
que pasan cerca en las mañanas


Este extraño ser habitaba primero un anhelo
paso a tener dueño
viajó desde el Valhala
a pacer en los techos de mi sala

No quiere irse, la trajo un retoño de girasol
cuando abrio sus petalos salió
terca la fulana
no quiere bajar de la persiana

Es callada,
salvo cuando estalla
es chunchita, chucara,
Pero es asi señores,
en mi sala habita una Cebra