Google+ Followers

martes, 16 de marzo de 2010

Los Juegos Psicologicos de la Familia Enferma

No les ha ocurrido que hay algún familiar al que no quieren ver, o cuya visita resulta desagradable. Pues, déjame decirte que no eres el único. No tienes un sexto sentido, no eres un avatar, ni te han echado la brujería. Lo que sucede es que el lenguaje corporal y verbal de esa persona provoca en ti el recuerdo de sensaciones desagradables. Es común que dicha persona no deje de quejarse. "Cuando viene, sólo habla de sus enfermedades o de sus problemas" dicen algunos en la catarsis. Ojo. Sin querer queriendo vamos cogiendo tirria a dicha persona. Ese es el síntoma que estábamos buscando: enganchaste en el juego psicológico. Los juegos psicológicos no causan placer, a diferencia del juego, de lo lúdico.
 
Los juegos psicológicos son diversos. No son agradables. Por lo general tienden a ser un mecanismo de maltrato o para continuar un triángulo dramático (víctima-perseguidor-salvador). Se aprenden en la familia, por la constante práctica de mecanismos de defensa. Depende de cada familia y de la historia con la que se sienten más cómodos, van a variar los tipos de juegos. Eric Berne, creador del análisis transaccional, los resume en algunos de los siguientes:

Alcohólico (es un suicidio lento), deudor (busca deber dinero o favores para no triunfar), "patéame" (busca que lo agredan física o verbalmente), "Ahora te agarré, desgraciado" (juego clásico de los críticos, celosos,etc), "Mira lo que me has obligado a hacer" (buscan excusas para pelear en casa), Abrumada (Ama de casa ocupada), "idiota" (simul ignorancia para evitar responsabilidades), "pierna de palo" (busca estar enfermo para sufrir), entre otros....

Las familias que practican juegos psicológicos, no se percatan de que los usan. Cuando uno de los participantes deja de jugar, es perseguido hasta que vuelva a estar enfermo. Muchos pacientes están en tratamiento por la dificultad en abandonar el juego familiar. Recién, luego de eventos terapéuticos, dejan de jugar. Ellos, luego de cesar de jugar, narran una curiosa experiencia: "Desde que no voy a jugar o desde que no llamo a mi madre para lamentarme, me siento bien. Pero mis hermanas me llaman para decirme que soy un mal hijo, que no se preocupa por la "enfermedad" de su madre. Me siento culpable. ¿Llamo o no llamo (juego o no juego)?"


Hoy conversaba con un paciente cuya madre, padrastro, hermanas, tíos, abuelos, jugaban a estar enfermos, de tal modo que el tema de conversación era: "de que están enfermos hoy". Es una excusa para no alcanzar la felicidad: "Si no estuviera enfermo, lograría ser feliz". Incluso, la enfermedad era un atributo que hasta venía por castas o linajes. Era,de una manera asolapada, motivo de orgullo y pertenencia. Lo que me pareció patológico fue que un joven de no más de veinte años intente causarse ansiedad, que conllevaba a que presente hipertensión. Dicha alza de presión cedía con la administración de ansiolíticos. 


1) La Víctima: Generalmente la abuela, madre, hermanos, y hasta los niños que aprenden a estar enfermos.

2) Los Perseguidores: Generalmente adoptan un rol crítico. Las víctimas pueden intercambiar roles y volverse perseguidores. Uno de mis pacientes es incitado por sus familiares a molestarse y así convertirse en perseguidor

3) El Salvador: es alguien en quien el grupo se apoya para "sanarse". Generalmente es un medico, enfermero, curandero,chaman, o estudiantes de medicina (es la forma en que muchos deciden convertirse en medicos: "yo te voy a curar mamá"). Es un rol penoso pues en vez de "sanarlos", solo consigue confirmar a las victimas que su destino es estar enfermos.


Lo curioso de este juego es que la familia no se percata que esta enferma. Los niños aprenden a relacionarse y dar afecto en forma de quejido o súplica: "Cuando me enfermo, me visitan o me hacen cariño. Si estoy sano, no me quieren".

Algunos llegan a extremos como ser "el loco de la familia" .Necesitan estar enfermos para que la familia esté unida. Algunos que estan dejando de jugar van a sentir la nostalgia de su lado enfermo, Van a querer volver a rumiar su hipocondría para retornar a los brazos de mamá (enferma). Pero cuando una persona se da permiso para curarse, recuerda estos hechos como parte de su pasado, aunque no volverán a repetirse.


Recuerdo que un joven relataba: "Desde que deje de llamar a mi madre para saber si estaba enferma, ella empezó a llamarme. Se quejaba de sus dolores. Le cambiaba de conversación pero ella volvía a insistir. Tuve que decirle: ¨Mamá, te quiero mucho, así no te duela nada te voy a querer. Dos días  después me llamó mi hermana para increparme el porqué insulté a mi mamá. Que ella tiene setenta  años y no puede recibir noticias graves. Solo escuche a mi hermana e interpreté: está enferma,quiere que acepte su invitación a jugar.Pero yo decido no aceptar. Le dije: Hermana te quiero mucho. Y colgué. Ese día me llamaron tres familiares a decirme que me haga tratar,que estoy loco. Solo sé que estoy mejor."


"Si tanto te gusta mangonear, manda a tus emociones"

10 comentarios:

  1. Me parece estar leyendo mi espejo, el espejo de mi alma, de mi familia... vivo cada día como en una tragedia griega... dolor, llanto, súplicas, arrepentimiento, abrazo, golpe, insulto, y de nuevo el mismo círculo vicioso... estoy haciendo terapia, siendo la madre de familia, psiquiátrica y psicológica, pero sólo siento ser entendida por mi terapeuta... mi marido no me hace sentir comprendida y de alguna manera mis hijos están copiando su conducta... yo soy de sentirme depre la mayoría del tiempo... viví cosas muy duras en mi vida... llevo una mochila pesada, pero en casa me la están haciendo muy pero muy difícil... a veces, sólo quisiera irme... pero tengo cinco hijos, por los que debo quedarme aunque me empujen a la puerta de salida constantemente... todos de edades diferentes... siento que mi vida pasa, tengo 37, y lo único que hice fue tener hijos y ahora, con los últimos cuatro, un marido... me siento sin personalidad, no sé quién soy ahora... perdí mi eje... estoy deteriorada físicamente, ya bajé en dos meses unos 13 kilos, y emocionalmente, no puedo parar esta angustia que me mata... me siento reflejada en este artículo...

    ResponderEliminar
  2. Es el momento de empezar a cambiar, saliendo de este juego donde encuentras maltrato. Acude a el centro de psicoterapia psicoanalitica de lima.Alli podremos ayudarte. Necesitas aprender a valorarte, quererte y recordar que mereces vivir

    ResponderEliminar
  3. es dificil contar la historia de mi ex flia es muy larga se dicen el clan y para poder estar con ellos tengo que dejar que estafen a mi marido o abusen de nosotros de distintas formas ...si no soy excluida ese fue el castigo ellos se reunen para las distintas fiestas y yo soy excluida ...en fin solo se que bueno..... es lo que me toco vivir pero tengo una flia bella dos varones un marido que me adora y no me puedo quejar .....es duro aveces para las fiestas porque estamos solitos pero bueno algo vamos a hacer .....yo crei que estaba loca porque veia todo esto que dice el psicologo y el resto no ...jajaja que bueno no estoy loca muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estas loca si no creciste en una familia enferma y debes romper el molde tu con la familia q has formado

      Eliminar
  4. no estas loca.No eres la unica con una exfamilia abusiva.Ya tienes una familia, y es la que has fundado con tu esposo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dr es recomendable alejarse. totalmente de la família q nos hace daño y una madre q hasta hora nos ve como un bb debemod de contarle todo lo q uno hace

      Eliminar
  5. Al estar lejos veo con mejor claridad las cosas de quien t quieren es muy duro ver la realidad y saber q crecí en una familia enferma y esperansados en una sola persona en salir adelante, cuando uno es chico quiere muchas cosas y más aún saber el pq de todo, me siento dolido x todo lo q he pasado lejos y ver q todo era msquilladp y el amor fingido x parte de tus seres querifos de infancia, siempre pensé q yo era el culpable de todo pero ahora veo q no q soy una víctima de la cadena q no pudo romperse
    Yo si quiero cambiar y mucho uno x mi u x mis hijos q son todo em mi vida muchas gracias Dr,,,

    ResponderEliminar
  6. Mi experiencia es el de una familia enferma en donde las potenciales preocupaciones y enojos de la madre son el miedo y directriz de sus decisiones, sus hijos no son ya gente joven pero su mama sigue siendo gigante, eligieron su profesión y muchos de sus patrones de comportamiento deacuerdo a sus deseos, de forma subconciente incluso sus esposas.
    Obvio ellos racionalizan todo esto, a veces llegaron a enojarse y alejarse por las cosas malas que se hacianentre si pero siempre volvian.
    Ellos ancian la aprobaciónde mama y ahora viejos, estan amargados por que no hicieron lo que deseaban, y su negación parece solo empeorar todo.
    Esto es un aspecto en el que me hizo pensar este texto que describe muy bien a este tipo de familias.
    Yo salí de una asi para regenerarme.
    No se rindan, animo.

    ResponderEliminar
  7. Mi familia es toda una peculiaridad macondina...no se si saludable o insalubre.... pero no somos como los descritos. No hay enfermos ni quejosos ....simplemente peculiares. O estare en negacion????

    ResponderEliminar
  8. Mi familia es toda una peculiaridad macondina...no se si saludable o insalubre.... pero no somos como los descritos. No hay enfermos ni quejosos ....simplemente peculiares. O estare en negacion????

    ResponderEliminar